Revitamed

Santiago

La Concepción 266, piso 5,
Providencia, Santiago.

Concepción

Lincoyán 461, Concepción, Bio bio.

Contactanos

Llámanos: +56 2 2437 4218
Whatsapp: +569 5600 4372

En el campo de la medicina regenerativa, la terapia de regeneración celular ha surgido como una prometedora opción de tratamiento para las lesiones musculoesqueléticas.

La capacidad de utilizar células para estimular la regeneración y reparación de tejidos dañados ha abierto nuevas perspectivas en el campo de la medicina, especialmente en lesiones como fracturas óseas, lesiones tendinosas y roturas musculares.

Ahora, en Revitamed explicaremos en detalle los diferentes aspectos de la terapia de regeneración celular en el tratamiento de las lesiones musculoesqueléticas, centrándonos en los tipos de células utilizadas, los métodos de administración y los resultados clínicos observados.

Además, examinaremos las posibles combinaciones de la terapia de regeneración celular con otras intervenciones terapéuticas para mejorar los resultados de recuperación.

Tipos de células utilizadas en la terapia de regeneración celular

La terapia de regeneración celular se basa en el uso de células con capacidad regenerativa para reparar y restaurar los tejidos dañados.

A continuación, presentamos algunos de los tipos de células más comúnmente utilizados en esta terapia:

  • Células madre mesenquimales (MSC): Estas células se encuentran en diversos tejidos del cuerpo, como la médula ósea, el tejido adiposo y el cordón umbilical. Las MSC tienen la capacidad de diferenciarse en una variedad de células especializadas, incluyendo osteoblastos (encargados de la formación ósea), condrocitos (responsables de la formación del cartílago) y mioblastos (encargados de la formación de tejido muscular). Además, estas células secretan factores de crecimiento y citocinas que promueven la regeneración tisular.
  • Células progenitoras musculares: Estas células se encuentran en el tejido muscular y tienen la capacidad de diferenciarse en células musculares maduras. Al ser trasplantadas en el sitio de la lesión, las células progenitoras musculares pueden promover la regeneración del tejido muscular dañado y mejorar la función muscular.
  • Células madre hematopoyéticas: Estas células, presentes en la médula ósea y la sangre periférica, desempeñan un papel crucial en la formación de nuevas células sanguíneas. Además, se ha demostrado que las células madre hematopoyéticas tienen la capacidad de promover la regeneración de tejidos musculoesqueléticos mediante la liberación de factores de crecimiento y la modulación de la respuesta inflamatoria.

Métodos de administración de la terapia de regeneración celular

La terapia de regeneración celular puede ser administrada de diferentes formas, dependiendo del tipo de célula utilizada y de la naturaleza de la lesión.

A continuación, se presentan algunos de los métodos de administración más comunes:

  • Inyección directa: En este enfoque, las células se inyectan directamente en el sitio de la lesión utilizando una aguja o mediante un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo. La inyección directa permite una entrega precisa de las células en el área afectada, facilitando su acción regenerativa.
  • Andamios o matrices: En algunos casos, las células se combinan con andamios o matrices tridimensionales. Estas estructuras proporcionan un entorno de soporte tridimensional para las células trasplantadas, permitiendo su adhesión, crecimiento y diferenciación adecuados en el lugar de la lesión. Los andamios pueden estar compuestos de materiales biocompatibles, como hidrogeles o polímeros, que imitan las características del tejido nativo y favorecen la regeneración tisular.
  • Terapia génica: La terapia génica se utiliza para modificar genéticamente las células antes de ser trasplantadas. Esto implica la introducción de genes específicos en las células para mejorar su capacidad regenerativa. Los genes pueden ser transferidos a las células mediante vectores virales o mediante técnicas de edición genética, como CRISPR-Cas9. Esta estrategia busca potenciar las propiedades regenerativas de las células y promover una reparación más eficiente de los tejidos musculoesqueléticos dañados.

Resultados clínicos observados

La terapia de regeneración celular ha demostrado resultados prometedores en el tratamiento de lesiones musculoesqueléticas.

Varios estudios clínicos han evidenciado mejoras significativas en la cicatrización de fracturas óseas, la regeneración del tejido muscular y la recuperación de lesiones tendinosas.

Estos son algunos de los resultados clínicos observados en terapia de regeneración celular:

  • Aceleración de la cicatrización: Las células trasplantadas, como las MSC, liberan factores de crecimiento y citocinas que promueven la proliferación celular y estimulan la formación de nuevos tejidos. Esto acelera el proceso de cicatrización de las lesiones musculoesqueléticas, reduciendo el tiempo de recuperación.
  • Regeneración de tejido funcional: La terapia de regeneración celular ha demostrado la capacidad de generar tejido musculoesquelético funcional y estructuralmente similar al tejido original. Por ejemplo, en el caso de las lesiones musculares, las células progenitoras musculares trasplantadas pueden diferenciarse en células musculares maduras y promover la regeneración del tejido muscular dañado.
  • Reducción de la inflamación: Las células trasplantadas tienen la capacidad de modular la respuesta inflamatoria en el sitio de la lesión. Pueden reducir la inflamación excesiva y promover un ambiente propicio para la regeneración tisular. Esto resulta en una disminución de los síntomas inflamatorios y una mejora en la recuperación de las lesiones musculoesqueléticas.
  • Mejora de la calidad de vida: Los pacientes sometidos a terapia de regeneración celular han experimentado mejoras significativas en la función y movilidad de la articulación o el músculo afectado. Esto se traduce en una mejor calidad de vida, ya que los pacientes pueden recuperar su capacidad de realizar actividades diarias y deportivas

    Terapia de regeneración celular

Combinación con otras intervenciones terapéuticas

Además de su aplicación como terapia única, la terapia de regeneración celular se ha combinado con otras intervenciones terapéuticas para mejorar los resultados de recuperación en lesiones musculoesqueléticas.

Estas combinaciones terapéuticas ofrecen un enfoque integral y multidisciplinario para optimizar la regeneración de los tejidos dañados.

A continuación, en Revitamed presentamos algunas de las posibles combinaciones:

  • Terapia física y rehabilitación: La terapia de regeneración celular se complementa con programas de rehabilitación física y terapia. Estos programas incluyen ejercicios específicos, terapias de movilidad y fortalecimiento muscular, y técnicas de rehabilitación para mejorar la función y la movilidad de las articulaciones o los músculos afectados.
  • Factores de crecimiento y biomateriales: Se han utilizado factores de crecimiento específicos, como el factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF) o el factor de crecimiento transformador beta (TGF-β), junto con la terapia de regeneración celular. 
  • Terapia farmacológica: La terapia de regeneración celular se puede combinar con la administración de medicamentos específicos para optimizar el proceso de regeneración. Por ejemplo, se pueden utilizar fármacos antiinflamatorios para reducir la inflamación y promover un entorno propicio para la regeneración de tejidos

¡En Revitamed estamos para ayudarte!

Sin duda, la terapia de regeneración celular se posiciona como una esperanzadora vanguardia en el tratamiento de las lesiones musculoesqueléticas. Mediante el aprovechamiento de las propiedades regenerativas de diversas células y su combinación con otras terapias, se ha logrado acelerar la cicatrización, promover la regeneración de tejidos funcionales y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Con nuestro equipo de especialistas altamente capacitados y nuestras tecnologías avanzadas, podemos ofrecerte opciones de tratamiento innovadoras y efectivas que te ayudarán a aliviar el dolor y mejorar tu movilidad.

No esperes más para vivir sin dolor, así que te invitamos a agendar una hora médica en nuestro sitio web, o bien puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este enlace